viernes, 2 de agosto de 2013

Triatlón de Pálmaces 2013. La crónica

El sábado pasado disputé por segunda vez el triatlón de Pálmaces, última prueba antes de Mont-Tremblant y que a modo de resumen puedo decir que me ha dejado con buen sabor de boca. A las 16.30 se daba la salida, y llegamos allí con hora y media de margen, más que suficiente para preparar todo. Decidí comer tranquilo en casa antes de ir para allá, para no ponerme nervioso ni pasar calor.

Tras recoger dorsal, saludar amigos y dejar todo en los dos boxes, nos acercamos a la salida del agua. La primera impresión fue de frío, pero fue algo temporal ya que el agua estaba perfecta para nadar sin neopreno, algo que agradezco. Además parecía que ibamos a tener algo de suerte con el calor, hacía una temperatura media por debajo de 30º pero eso si, hacía un viento terrible.

Pistoletazo de salida, los primeros metros en el agua son confusos hay dos filas claramente diferenciadas y aunque empiezo en la que iba a recorrer más metros hasta la primera boya consigo cambiarme a tiempo y ahorrarme esa parte. De la primera a la segunda boya se fue rápido, con la corriente a favor, pero de la segunda hacia la salida fue muy duro. Corriente en contra, olas y una sensación de no avanzar.

A pesar de esto saldo del agua con un tiempo de 30'27'' y el parcial 37.


Transición más o menos, rápida, pero que estropeo al fallar al montarme sobre la bici a la primera. Algo que me hace perder unos segundos. Al final completo la T1 en 1'40''.


Comienza el segmento de bici. Los primeros 6 kms hasta que se salen del pueblo son complicados, pican hacia arriba, pero al llegar a la nacional y además con el viento a favor se vuela. Durante periodos el cuenta marcaba alrededor de 38-40 km/h lo que hace subir la media rápido llegando al punto de giro con una media de casi 33 km/h, algo que para mi está muy bien.


Media vuelta y comienzan las complicaciones, el viento en contra es duro y hay que ir con cuidado para no quemarse y pagarlo en la carrera, pero hay algo peor, el viento lateral. Soplaba tan fuerte que durante muchos kms no me atrevía a acoplarme por miedo a caerme.


Al final consigo llegar al pueblo con buenas sensaciones, normalmente me pasa mucha gente durante la bici pero esta vez no me había pasado casi nadie. Completo el parcial de bici en 1h42'55'' a 32km/h siendo el parcial 85.

Otra vez mala transición, sólo consigo sacar un pie por la cuesta que había, pero como los boxes eran pequeños, completo la T2 en 30''. Me calzo las zapatillas y empiezo a correr con la incertidumbre de como se portará mi rodilla.


Empiezo controlando, intentando proteger las rodillas en las bajadas, pero veo que voy bien y pronto empiezo a subir el ritmo. Primer km en 3'40''. Mantengo un ritmo por debajo de 4'/km durante los primeros 5 kms hasta que empiezo a ver a varios diablillos, motivación extra para apretar y alcanzarles.

Sigo a buen ritmo, pero un gel en el km 4 me deja tocado el estomago y me da flato, desde ese momento decido no comer mas e intento mantener el ritmo. Justo en mitad de la segunda vuelta doy caza a los diablillos y me sitúo como primer diablillo en la prueba pero se me empieza a hacer dura la carrera y la cuesta final se me hace infinita.

Al final completo la carrera a pie (casi 13 kms) en 51'36'' (4'/km) siendo el parcial 25, y finalizando la prueba en el puesto 44 con un tiempo total de 3h11'30''.


En resumen, muy contento con la prueba y el resultado obtenido, creo que el extra de kms de bici que he hecho en junio y julio ha dado sus frutos. Y sobre todo contento con el poder correr a un ritmo alto sin molestias en las rodillas. Esto es justo lo que necesitaba para estar con las ganas a tope de cara al ironman.